viernes, 14 de diciembre de 2012

COMANDANTE CHÁVEZ ¡Independencia o nada. Comuna o nada!

Este sábado, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, reelecto el pasado 7 de octubre para el período 2013-2019, cumplió con el primer Consejo de Ministros en esta nueva etapa de gobierno, actividad que le sirvió para hacer balance de proyectos socioeconómicos y productivos que se adelantan en el país y, también, para la reflexión y la autocrítica.
Tras conocer el plan de desarrollo del eje Tazón-Las Mayas-El Valle, lamentó que en él no veía el núcleo estratégico que garantiza el Poder Popular: la comuna.
Se mostró preocupado en percibir que hay una concepción general, en el Gobierno Bolivariano, de creer que la promoción de las comunas, es decir, ese espacio socialista que, como entidad local, es definido por la integración de comunidades que se reconocen en el territorio que ocupan y en las actividades productivas que le sirven de sustento, y sobre el cual ejercen los principios de soberanía y participación protagónica como expresión del Poder Popular, en concordancia con un régimen de producción social y el modelo de desarrollo endógeno y sustentable, es competencia exclusiva del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Protección Social.
«He pensado en eliminar el Ministerio de las Comunas, porque estamos cometiendo el error de creer que las comunas es solo responsabilidad de este ministerio», dijo antes de acotar que deplora que no se le esté dando cumplimiento a la Ley Orgánica de las Comunas, donde, entre otras cosas, se plantea la conformación de un ente superior encargado de velar el cumplimiento del instrumento jurídico, pero hasta ahora no ha sido creado.
El jefe de Estado preguntó, siempre con ánimo reflexivo, dónde debía buscar las comunas, de dónde va a surgir la cultura comunal. ¿Será que seguiré clamando en el desierto por cosas como estas?, insistió.
La falta de promoción de la conformación de las comunas en los proyectos que se están levantando en distintas áreas, lo considera injustificable, «se trata de una desvinculación». Citó de ejemplo la experiencia recientemente vivida en el Distrito Morichal de la Faja Petrolífera del Orinoco, donde el área adyacente a las instalaciones de Petróleos de Venezuela S. A., aún muestra la cara de la miseria que el Gobierno que lidera el Presidente Chávez se ha empeñado en revertir, casas con paredes de madera y techos de Zinc.
«El problema es cultural. ¡Independencia o nada. Comuna o nada», dijo un preocupado mandatario que insiste en acelerar la conformación del Estado comunal.
Hizo un llamado a sus ministros —una vez más— a salir de sus oficinas y vincularse más con las comunidades. Insistió en señalar que no es desde un ministerio donde se solucionan las necesidades más apremiantes del pueblo llano. «Fijense cómo llueven aún los papelitos, ahora los lanzan hasta con piedras», dijo preocupado en pensar en el nivel de desespero de alguien que se atreve a doblar el papel donde expone una necesidad y colocarle una roca para garantizar que sean los ojos del presidente Chávez quien los lea y solucione.
Califica de sospechoso a aquellos voceros que colocan a una fábrica, una panadería, una avenida, el «adjetivo» de socialista, porque solo logran desmerecer o reducir un modo de relación social de producción a una simple característica.
«Estadio socialista, panadería socialista, eso es sospechoso, uno puede pensar que el que lo hace cree que ya, ya cumplí. No se crean que por crear una fábrica socialista el trabajo llegó hasta ahí. ¡NO! (…) Alguien dice que una empresa funciona igual en el capitalismo o en el socialismo. ¡No!, allí hay una cultura”.
A incrementar la eficiencia
Chávez pidió acciones concretas y respuestas: «Es una orden la que estoy dando con estas reflexiones, para que ustedes ajusten con sus equipos, trabajen y se comuniquen. Trabajemos en equipo y le demos valor a todos los proyectos por más pequeños que sean.
«Durante 14 años de revolución, el proceso ha adquirido experiencia. Tenemos unos nuevos códigos, tenemos una nueva arquitectura legal, jurídica, la Constitución, las leyes de las comunas, economía comunal, pero no le hacemos caso a ninguna de esas leyes. Yo espero que me presentes algo después de esta autocrítica pública que estoy haciendo», pidió Chávez.
«Este es un gobierno de revolucionarios y ratificado por un pueblo. Pero también muy criticado y con razones, falta de eficiencia», insistió el Presidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada